viernes, 20 de mayo de 2011

EL NAZARENO DE LA CRUZ DE PLATA

Cuerpo de guía de la Cofradía, con el clásico pendón de viejas reminiscencias. Sí, sigo echando en falta una Cruz de Guía que abra este cortejo cristiano por las calles de la ciudad, pero, ¡así soy yo: un cansino sin remedio!
Bocineros.



El Nazareno al que los siglos conocieron como "el de la Cruz de plata" vistiendo una acertadísima túnica diseñada y bordada en el Taller de Pedro Palenciano, que nos habla de aires del XVIII, dando respuesta adecuada a la envergadura de Cristo en cuanto a sus mangas y la cola bordada. La mejor túnica de las que dispone el Señor de los Señores, y que, a mi humilde opinión, resulta lógico su uso como túnica para la Estación de Penitencia.

En cuanto al cortejo, me sabéis nazareno hasta las últimas consecuencias, de aquellos de antifaz enhiesto sobre capirote de malla o cartón.

Es muy de agradecer cómo esta hermandad ha recuperado, a través de sus niños y niñas vestidos con túnica nazarena, el antiguo tocado "a la faraona" o "a la egipciaca" (según la corriente capillita a la que uno se arrime) de aquellos cofrades que portaban las andas del Señor de los Señores. En cuanto a la elección de hábitos nazarenos, toda Cofradía es soberana sobre gustos personales, así que, ¡bueno! nos quedamos sin túnica y antifaz sobre capirote confeccionados en tela morada (uno de las grandes ensoñaciones para todo cofrade nazareno).

Correcta la talla del Paso, que en cuanto a altura ha hecho posible que el Nazareno de la Trinidad vea la luz de la Plaza bajo el umbral de la portada plateresca del Cardenal Merino.

Concluida ya la talla, por parte de Tirao Carpio, la Hermandad ha realizado esta inclusión iconográfica con cuatro alto-relieves de pasajes de la Pasión que aquí os muestro:





Junto con cuatro ángeles para las esquinas, realizados en bulto redondo:


Y, como dato chocante de la jornada, aquí tenemos unas Reglas "civiles", durante un momento del cortejo. Supongo que, a quien tuvo que ausentarse de esta presidencia, le resultó más próxima la figura del número del cuerpo armado que la del nazareno que, como se deja ver en la fotografía, camina al lado del benemérito agente del orden. ¡Cosas de las prisas!

Como 'leit motiv',  una Banda con recuerdos de Eritaña y sones flamencos del Santo Reino:



1 comentario: