viernes, 2 de diciembre de 2016

"ADMIRABLE EN SUS SANTOS"

Es tradición antigua entre las Cofradías (ese valor sublime y baluarte perfecto para sustentar la PIEDAD de los cristianos que forman el cuerpo de la Iglesia) el rendir culto de veneración a las reliquias que nos hablan de aquellos santos que, con su vida, nos mostraron la forma de seguir el mensaje de Cristo con gestos y voluntad, así como de todos aquellos signos que estuvieron en contacto con Jesús, como son las reliquias de la Cruz que lo sustentó sobre el Calvario.
 
Cruz de enagüilla que contiene en su crucero una reliquia de San Diego de Alcalá,
perteneciente a la Cofradía de la Santa Vera-Cruz, de Andújar.
Fotografía: Carlos A. Gálvez Moreno.
 
En nuestra ciudad, son varias las cofradías que manifiestan, durante su Estación de Penitencia, alguna reliquia de santos y beatas vinculados íntimamente a estas corporaciones de Penitencia y Gloria.

Así ocurre con la Cofradía de la Santa Vera-Cruz, que manifiesta durante sus cortejos la reliquia de la Verdera Cruz de Cristo, manifestada por un nazareno en su estauroteca decimonónica, y la la reliquia del primer santo andaluz Franciscano, San Diego de Alcalá, canonizado por Sixto V el 10 de julio de 1588.
 

Sagrado Lignum Crucis, reliquia de la Santa Cruz de Cristo manifestada por un nazareno durante la Estación de penitencia de la Cofradía de la Santa Vera-Cruz, de Andújar.
Fotografía: Carlos A. Gálvez Moreno.
 
Reliquia de San Vicente de Paul, manifestada en el frontal del Paso de
 Nuestro Padre Jesús de la Agonía en el Huerto de los Olivos, de Andújar
Fotografía: Tomada del "Facebook" de la Cofradía de la Agonía en el Huerto.
 
La Cofradía de la Oración en el Huerto, agregada a la parisina Archicofradía de la Agonía de Jesús, manifiesta sobre el Paso de su Sagrado Titular la reliquia de San Vicente de Paul, fundador de la Congregación de la Misión.

Reliquia de Beata Petra de San José, manifestada por un hermano nazareno de la
Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias, de Andújar.
Fotografía: Carlos A. Gálvez Moreno.

Lignum Crucis, reliquia de la Santa Cruz de Cristo, manifestada sobre el Paso de
Nuestra Señora de las Angustias, de Andújar
Fotografía: Carlos A. Gálvez Moreno.
 
La Cofradía de la Santísima Virgen de las Angustias expone durante su cortejo a la veneración de los fieles la reliquia de Beata Petra de San José, fundador de la Congregación de Madres de Desamparados y San José de la Montaña, Instituto religioso que regenta y da alma al convento-residencia de San Juan de Dios y San José de la Montaña.
 
Igualmente, sobre el Paso de su sublime Titular, manifiestan la reliquia de la Santa Cruz venerada en el citado cenobio.
 
Hornacina que contiene las reliquias de la Verdadera Cruz y de Beata Petra de San José
en la iglesia de San Juan de Dios, de Andújar
Fotografía: Manuel Almansa González
 
Reliquias de San Eufrasio y de Santa Potenciana en el frontal del Paso del
Patrón de la ciudad de Andújar y de la Diócesis de Jaén.
Fotografía: Jorgue Rodríguez Toribio.
 
Nuestro Santo Patrón, San Eufrasio, lleva sobre su Paso procesional, al llegar el 15 de mayo, las reliquias que nos recuerdan aquella huella que en las crónicas de Andújar dejaron la memoria de sus santos particulares: San Eufrasio y Santa Potenciana. Los relicarios presentes sobre el Paso de nuestro Santo Obispo recuerdan aquella mano blanca y mano negra veneradas por nuestros ancestros.

Reliquia de San Eufrasio situada en el altar de la parroquia homónima, de Andújar.
Fotografía: Manuel Almansa Duro.
 
Reliquia de Beato Leopoldo de Alpandeire en el retablo de la
Divina Pastora de las Almas, de Andújar.
Fotografía: Medios digitales de la Cofradía.
 
La Divina Pastora de las Almas, fiel siempre a su origen Capuchino, que nunca se perderá, veneraba en la Procesión letífica del Año del Señor de 2015 la relquia de Beato Leopoldo de Alpandeire sobre su Paso.

La reliquia de Beato Leopoldo de Alpandeire en el frontal de Paso
de la Divina Pastora de las Almas, de Andújar
Fotografía: Manuel Almansa González.
 
 
Reliquia de San Francisco de Paula, en el convento de Jesús María
de Religiosas Franciscanas Mínimas, de Andújar.
Fotografía: página web de la Federación de Monjas Franciscanas Mínimas.
 
Nuestra Señora de la Victoria en su Soledad, de Andújar.
Fotografía: Manuel Almansa Duro.

Santísimo Cristo Yacente trasladado al Sepulcro por sus cofrades de Andújar.
Fotografía: Carlos A. Gálvez Moreno.

Yo echo en falta la presencia de alguna reliquia de San Francisco de Paula, fundador de la Orden Franciscana Mínima, en sus ramas masculina y femenina (rama ésta, la femenina, cuyo primer convento en todo el mundo se fundó aquí, en Andújar, en el Año de Gracia de 1495), acompañando los cortejos de las dos cofradías que, en nuestra ciudad, fueran fundadas por el Santo Padre Francisco de Paula. Sin lugar a dudas, es una relación que se ha de recuperar entre esta venerable Comunidad de clausura y las dos Cofradías que beben de su Carisma la huella de su historia.
 
Es algo que, creo, deberían considerar las actuales Juntas de Gobierno, ya que son varias las reliquias de San Francisco de Paula que guarda el convento Franciscano Mínimo andujareño de Jesús María, y bien podrían ser éstas cedidas a las corporaciones penitentes del Santo Sepulcro y de Nuestra Señora de la Victoria en su Soledad para ser manifestadas durante sus discurrir penitencial por las calles andujareñas.

lunes, 10 de octubre de 2016

ROSARIO DE SU COFRADÍA CARMELITA AL LLEGAR LA AURORA

 
¡No puedo dejar de encabezar esta entrada del "DE ESCUADRAS A TRAMOS" con esta fotografía que alimenta la portada y la vida de mi hermano de Cofradías, Luis Miguel Calzado! ¡Es esa Virgen, Madre y niña, con el llanto más tímido de toda mi Andújar, la que lleva en su alma un Guadalquivir de plegarias, caminando junto al "Santísimo Cristo de los carpinteros"! ¡ES LA ANDÚJAR QUE TODAVÍA REZA AL LLEGAR LA AURORA DE SU FIESTA!
 
 
Nos convocó la Cofradía que ha recuperado su linaje antiguo, nacido aquel 11 de junio de 1718 para venerar a Nuestra Señora de los Dolores en el corazón de la Andújar barroca, y acudimos al encuentro con Nuestra Madre del Rosario los cofrades andujareños, sintiendo que la Madre de Dios tiene por suya esta tierra fértil iliturgitana.
 

 
Siguiendo la huella precisa de ese estandarte con el medallón de plata que une Cofradías y sintetiza la historia de nuestras Escuadras (¡mejor siempre manifestado que guardado!), portado con el magisterio andujareño de maese Manuel Barea, nos reunimos los representantes de las corporaciones letíficas y penitenciales de las Cofradías de la Virgen del Carmen, de la Inmaculada Concepción de la Madre de Dios, de Nuestro Padre Jesús Nazareno, "el Señor de los señores", del Buen Remedio, de la Santa Vera-Cruz y de la Hermandad del Santísimo Sacramento junto a nuestra Cofradía hermana de la Paciencia.
 

 
Se nos volvieron de oro las fachadas de piedra molinaza y la cal vistió de pureza concepcionista los palacios de la vieja ciudad dormida y olvidada.
 
Caminó el cortejo, al compás del rezo del "Padre nuestro" y de las "Ave María" recuperando la memoria de nuestros mayores y afianzando la huella de una Cofradía que se mantiene siempre fiel al homenaje que merece su Madre y Dueña en el día de su celebración litúrgica.

  
 
 
Quiso su vestidor envolver, atinadísimamente, el rostro de la Madre Perfecta de matices dorados, llenó su pecho con el Nombre Dulcísimo de Aquel a quien cobijó en sus purísimas entrañas, enmarcó su rostro y acarició sus mejillas con destellos áureos y honró sus manos con las cuentas de nácar y plata de los Rosarios que acariciaron los dedos de las madres de su Cofradía, proclamando su belleza con el albo estallido sobre esa mano que su pueblo, enamorado, sueña con besar cada mañana.
 
 
Y maese Avel Plaza la fotografió plena en toda su belleza, y maese José David Checa la envolvió con un velo de incienso,... ¡y Dios alumbró puso su Sol para hacer plena aquella escena!

 
Gracias a toda la Hermandad de los Dolores del Carmen, gracias a esta Cofradía nacida para rendir veneración a cada una de sus Escuadras actuales de PAZ, PACIENCIA Y ROSARIO (¡si que es verdad, maese Manuel Barea, que es todo un sueño poder recuperar la Escuadra del Niño Jesús de los Dolores!). Gracias por seguir convocando siempre este encuentro con  la Madre de Dios del Rosario cada bendito Octubre. ¡¡¡GRACIAS POR LLENAR DE SENTIDO NUESTRA ESENCIA COFRADIERA RECUPERANDO LAS TRADICIONES QUE NOS LEGARON NUESTROS MAYORES!

lunes, 3 de octubre de 2016

CATECISMO COFRADE II - LAS IMÁGENES SECUNDARIAS

Detengámonos ahora en la contemplación de las imágenes secundarias que, en la actualidad, conforman los Pasos de Misterio de nuestra ciudad:
 
 
Centurión de la guardia romana y Simón de Cirene que forman parte del Paso de Misterio de Nuestro Padre Jesús Caído, realizados por el escultor cordobés Jorge Domínguez Conde (2014).
 
 
 
 
Dos soldados romanos y el procurador Pilato, que conforman el Misterio de la Sentencia, y que fueron realizados por: la guardia romana, por el profesor andujareño D. José Ramón Navarro Ruiz (2004). Poncio Pilato fue tallado por el escultor-imaginero D. Manuel López Pérez, de Andújar.
 

 
Presente en la sede canónica de la Cofradía y formando parte permanente del Misterio de Jesús Nazareno ayudado a llevar su Cruz, encontramos a Simón de Cirene, al que, desde aquí, nos atrevemos a atribuir a las gubias del escultor D. Enrique Pariente Sanchís, y llegado a nuestra ciudad a mediados de la década de los 40 del pasado siglo.

CATECISMO COFRADE I - EL COLEGIO APOSTÓLICO

En nuestra Semana Santa, encontramos a miembros del Colegio Apostólico formando parte de nuestros Pasos de Misterio de los que, hasta la fecha, tan sólo recibe culto la Imagen de San Juan Evangelista, Titular de la Cofradía de la Santa Vera-Cruz que procesiona en la tarde-noche del Domingo de Ramos junto a Nuestra Madre y Señora, María Santísima de los Dolores, ofreciéndole su consuelo, mientras siguen a Cristo, llevando su Cruz hasta el Calvario. San Juan recibe culto por parte de esta Primitiva Corporación penitencial de nuestra Diócesis cada 27 de diciembre:
 
 
San Juan Evangelista, de la Cofradía de la Santa Vera-Cruz, en devoto besamano durante la celebración de su Fiesta litúrgica. Es obra del escultor imaginero D. Manuel Luque Bonillo, de Córdoba, gubiado en el año 2006.
 
 
 
 
 
 
Esculturas de San Pedro y Santiago que, junto con dos niños hebreos, figuran en el Misterio del Señor de la Paz en su Entrada Triunfal en Jerusalén. Estas cuatro imágenes son obra del escultor D. Manuel Martos Leiva, de Úbeda (2008).
 
 
Apóstoles San Pedro, San Juan y Santiago, que figuran en el Paso de Misterio de la Agonía de Nuestro Señor en el Huerto de los olivos, y que son obra del escultor alcalareño D. José María Cerero Sola (1990).

jueves, 29 de septiembre de 2016

CUARTELILLOS

 
¡Ya tienen el incienso incrustado en las paredes! Cada cuadro, cada recorte de prensa, cada objeto de recuerdo, cada cabo de vela, cadar rizo en sus cortinas,... guardan ya una memoria irrepetible para sus pobladores.
 
 
¡Este es el tiempo que les es más natural, porque es el momento en el que mejor saben las vísperas! Todo tiene color de atardecida equivocada de Primavera. ¡Y parece que el frío viene a decirnos que pronto sacaremos los trajes para ir llenando nuestros altozanos de Cuaresma!
 
 
Es la conversación que no tiene pausa, que se auto-alimenta a si misma. Son los dejes de una cadena que va enhebrando ideas, sueños, proyectos, recuerdos (buenos y menos buenos), sainetes, óperas, poemas sinfónicos y marchas reales que nos mantienen en una tibia duermevela.

 
Los que están en plena efervescencia,... junto a aquellos que yacen yerrmos, ausente ahora el alma que los desbordó y alimentó su razón de ser, su significado, sus singularidades,... ¡su verdad auténtica, aquella que tan difícil de entender resulta para "toda persona ajena a esta obra"!
 
 
Suelen ser los de etiqueta roja,... ¡aunque hay una tirada de etiqueta blanca y verde que se ha sabido hacer su sitio en estas "Vitaltecas"! Están presentes sobre el mostrador de campaña, identificados con jirones sobre sus etiquetas. Van y vienen en un bendito trajín de emociones verdaderas.
 
 
 
La imagen de los televisores muestra canastos tallados, orfebrería tintineante, nubes de incienso, racheos en esquinas mil veces reviradas, "levantás al Cielo" amortiguadas por miradas costaleras anhelantes de ceñir de nuevo el ropón del esfuerzo...
 
 
Callejean sus usuarios hasta llegar a ellas; sus moradores se apoltronan en sus esquinas, repitiendo, una vez más, aquella legendaria historia tantas veces vivida; los niños juegan ya a ser parte de estos espacios sagrados, aprendiendo cada una de las normas no escritas que organizan esta vida, voluntariamente elegida.
 
 
Se respira el olor a los productos empleados durante el trajín de las Priostías. Las cristales protegen y muestran, a un tiempo, los sueños alcanzados, las maderas veneradas, los metales "reliados" en sus transparentes escudos de vísperas.
 
 
El legado transmitido se asume, se entiende y se conoce, haciéndose uno con esta historia salvada, enriquecida, fortalecida y puesta en valor dentro de la ciudad.
 
 
¡Algunas se echan en falta, pues restaban visitas por realizar y tardes de ensayos de las que disfrutar en compañía de auténticos amigos y admirados maestros!
 
¡Pero ninguno de estos "Cuartelillos" cofrades desaparece!,... ¡puede que haga un receso en su actividad,... mas... su memoria permanece adherida a lo que somos y a lo que seguiremos siendo,... nos busquen las cosquillas por donde nos las busquen!
 
Así pues, y como Dios quiere que sea: ¡COMPAÑEROS, DISFRUTAD DE LAS ETERNAS VÍSPERAS CUARTELERAS!
 

lunes, 26 de septiembre de 2016

¡DEVOCIONES EN PERMANENTE VÍSPERA!


¡Es algo que sientes, que notas en la yema de los dedos, pues tienes la certeza de que llegarás a tocarlo!
 
Es una espera imprecisa, un traqueteo de vagones que vuelve, una y otra vez, a tomar la misma curva.
 
Es una oración cotidiana, una cruz sobre la frente, la boca y el pecho acompañada de un "Padre nuestro", un "Ave María" y un "Gloria" que sabe a Marcha real frente a las puertas de sus templos.
 
Es la suma exacta de los tiempos. Devociones recibidas de nuestros ancestros, continuadas en el tiempo.
 
Una nació para ser procesionada, y ve cómo son otras iniciativas las que recorren sus caminos devocionales.

 
La Madre que vuelve a vestir de gala, a recorrer el calendario litúrgico, a sentir los besos sobre su policromía de Reina, pareciera que también aguarda sentir sobre la piel de sus mejillas el roce de una noche de luna a finales del Invierno.

 
¡Nunca faltan cofrades! Rezar recorriendo altozanos y plazas es más fácil de lo que, en ocasiones, pretendemos.
 
La melodía de este susurro entre lágrimas precisa matices que los cofrades aguardan con insistencia y que pueden llegar a darse antes de lo que pudieramos esperar.


 
¡Y acariciar de nuevo sus manos con una letanía de besos es algo que le debemos a cuantos nos precedieron en este fecundo camino de la Fe hecha Arte, de la pasión por cuanto es bueno y bello; de dar el más noble fin a esos sentimientos que se vivieron de forma tan intensa antes de que nosotros naciéramos.

 
¡Quizás ya ha llegado la consumación de una nueva Víspera!