lunes, 12 de diciembre de 2022

"COGE MI MANO" - VIGILIA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN EN EL CONVENTO ANDUJAREÑO DE TRINITARIAS DESCALZAS, EN LA NOCHE DEL 7 DE DICIEMBRE DE 2022

 

Dios me bendijo con la inmensa Providencia de poder disfrutar de la cercanía de mi padre recién terminada su vida laboral, cuando más tiempo pudo dedicar a su familia. Al ser yo el pequeño de los tres hermanos, sin obligaciones laborales aún, le pude acompañar durante sus tiempos de encuentro con sus amigos y viejos camaradas. 

Aquellas conversaciones, aquellos encuentros con maestros carpinteros, tallistas y creadores que rondaban una serie variopinta de artes, como eran la pintura y la música, me enseñaron a apreciar el significado y los profundos valores que comporta es si misma la artesanía entendida como esa manera de crear aprendida con la propia práctica, de manera tantas veces autodidacta, siguiendo modelos aprendidos de los maestros del oficio, a los que cada artesano va implementando sus propias capacidades y aptitudes artísticas. 

Recuerdo la admiración que aquel trabajo de sus maestros y amigos despertaba en mi padre y como me enseñaba a distinguir unas formas de otras y a indagar en la manera en la que  el maestro artesano había llegado a crear aquellos volúmenes, a obtener aquellos colores, a modelar aquellas figuras...


Maese Luis Almansa Fuentes, mi padre, era un diletante con el don, realmente preciado, de apreciar la Belleza presente en todo. Cuando algo bello asalta mi día a día, le busco a mi lado, para compartirlo con él, y siento mi nostalgia buscando el cobijo de cuanto aprendí de su bonhomía. 

La pasada noche del 7 de diciembre, en nuestro convento andujareño de la Inmaculada Concepción, donde viven su vida de oración y entrega las Reverendas Madres Trinitarias, pude sentir el fruto de muchas vivencias parecidas compartidas con la familia por parte de quienes participaron en aquella bella Eucaristía. 

El joven sacerdote Antonio José Morillo Torres, párroco de las feligresías de Cristo Rey y de San Bartolomé, acompañado por el diácono, maese Andrés Borrego Toledano (¡maestro, amigo y eterno misionero en esta Andújar nuestra!), transmitió a los participantes de la Santa Misa ese ambiente cálido, familiar, protector, de sentirnos familia que se reúne en torno al altar de Cristo y con su palabra nos llevó a comprender cuanto encerraban las Sagradas Lecturas meditadas en aquel día, mostrándonos el modelo de entrega absoluta y de plena confianza de la Virgen María ante la llamada de Dios, frente al miedo y a la duda que asaltaron a Adán cuando el Señor le llamó.

La manera en la que don Antonio José nos invitó a seguir el ejemplo de la Santísima Virgen, Madre de Dios, nos dejaba claro que no es este un camino fácil, pero que encuentra todo su significado si nos dejamos llevar por la mano firme y protectora que Nuestro Padre Dios nos ofrece en todo momento. Algo intangible, pero plenamente seguro, en donde podemos encontrar toda la fuerza que precisemos en los momentos más difíciles.




El coro de la parroquia de Cristo Rey ayudó a la comunidad presente a meditar y compartir los Misterios de nuestra fe vividos a través de la Santa Misa. En las letras de sus cánticos también encontró do Antonio José Morillo elementos para fundamentar su predicación en la víspera de esta Solemnidad dedicada a celebrar y loar la Pureza Inmaculada de Santa María, Virgen y Madre de Dios. Nos invitó el sacerdote a hacer realidad la letra de una de las composiciones que nos hacía comprender que Dios y la Virgen María siempre nos tienden su mano para que no caminemos nunca solos o con miedo. Yo sentí claramente esta realidad al recordar la manera en la que mi padre me tendía su mano, infundiéndome su confianza, sus ganas de aprender y su necesidad de compartir cuanto él sentía.




Al término de la Santa Misa, pude disfrutar de la bellísima Imagen de Nuestra Señora de la Encarnación, que la comunidad de Madres Trinitarias expone a la devoción de los fieles, junto a la Imagen barroca de San Simón de Rojas, en la hornacina realizada allá por los años 80 del pasado siglo para entronizar a los sagrados Titulares de la Cofradía del Buen Remedio, que en esta iglesia conventual tuvo su inicio. 

Bellísima Imagen de la Virgen María, que formara conjunto con otra del Arcángel San Gabriel componiendo la escena de la Anunciación y Encarnación del Verbo de Dios, y a la que ahora podemos dirigir nuestras plegarias, oraciones y acción de gracias en la recoleta capilla Trinitaria donde Sor Lucía Yáñez habría de recibir aquella revelación divina que previno y salvó a nuestra ciudad de la enfermedad y de la muerte, por la cual, esta ciudad rinde voto de ferviente fidelidad y amor a la Santísima Madre de Dios contemplada en el Dogma de su Inmaculada Concepción. 

¿Quién si no María, la Virgen Madre de Dios, sin pecado concebida?

LAVS DEO, VIRGINIQVE MATRI




viernes, 10 de diciembre de 2021

"TAL PARECE QUE DIOS ES ESPAÑOL AL OBRAR TAN GRANDE MILAGRO"

No era consciente el almirante Felipe de Hohenlohe al proclamar esta sentencia tras su derrota frente a la fiel infantería española que había cruzado a pie enjuto sobre las congeladas aguas del río Mosa, la enjundia que aquellas palabras alcanzarían. Y no solo porque la Inmaculada Concepción fuera proclamada patrona de la Infantería española a fines de aquel tempestuoso siglo XVI, sino por los profundos sentimientos que atesora la defensa de su Pureza, por la pura fuerza de nuestra manera de creer y de sentir. 

Quiero comenzar este recorrido a través de las escuadras que conformaron el cortejo de la Procesión de Gloria de la Santísima Virgen María en su Inmaculada Concepción proclamando mi más ferviente y admirado recuerdo hacia aquellas cuadrillas que han portado sobre sus hombros a la venerada Imagen de la Inmaculada Concepción de nuestro pueblo de Andújar. Mi absoluto reconocimiento a quienes lo hicieron posible. Especial recuerdo conservo personalmente de los costaleros de María Santísima del Buen Remedio que la portaron, entre los que se incluían mis hermanos Luis y Paco. Igualmente recuerdo a las mujeres que formaban el voluntariado de la Asamblea Local de Cruz Roja, que también desempeñaron tan dulce labor. Un camino que no es difícil de recuperar, con voluntad y compromiso.


Regresó para dar inicio al cortejo de la Inmaculada Concepción, la cruz alzada conventual de la comunidad de religiosas Trinitarias descalzas. Hace años, pudimos ver esta cruz alzada escoltada por dos ciriales que completan el acompañamiento de esta cruz monacal.

Un absoluto acierto que sea la cruz quien abra el tránsito de la comunidad cristiana en su procesión letífica por las calles de Andújar, y elegante la presencia y las buenas maneras de maese Alejandro como portador de tan preclaro signo de nuestra Redención, Es realmente emocionante ver como nuestros jóvenes, a los que conocemos desde muy niños, están creciendo siendo receptores del legado cristiano de sus mayores. Tranquiliza y reconforta ver que las cosas se hacen de la manera correcta.




Tras esta primera procesión de gloria con la que se inicia el año litúrgico en nuestra ciudad, esperamos poder ver todos los demás cortejos procesionales presididos por la cruz. Así será, seguramente, cuando la cruz parroquial de San Miguel Arcángel vuelva a encabezar los cortejos de la cofradía Matriz en los traslados de la Santísima Virgen de la Cabeza en Andújar, desde su ermita hasta su parroquia, tal y como pudimos ver antes del comienzo de esta pandemia; Y que la cruz de la parroquia de San Eufrasio haga lo propio abriendo la procesión letífica de la Santísima Virgen del Carmen desde la iglesia de Santiago en La Lagunilla, parroquia unida a la de San Eufrasio, cuyo párroco la atiende espiritualmente.



Con ello, todos los cortejos religiosos celebrados en la ciudad de Andújar estarían precedidos, como es debido, por la cruz, ya que la Cofradía de Jesús Nazareno, de San Miguel (conocido como "el Señor de los señores"), según arcana tradición, abre su cortejo con un pendón farpado, de color morado, pero el mismo remata su asta con una cruz de Alcántara, de orfebrería plateada, con lo que da cumplimiento a los requerimientos establecidos de antiguo en los reinos cristianos peninsulares, que coronaban de esta manera sus insignias guionas. 

En la fotografía anterior, vemos el remate de un pendón conservado en el Museo de Arte Sacro, de Bilbao, pieza de orfebrería datada en el siglo XVIII.

Como dato, señalar que los pendones ciudadanos solían rematar su mástil con las ramas de algún árbol endémico o especialmente destacado como seña de identidad de su territorio.


La mañana tuvo también la presencia de un destacado estreno, ya que fue la primera ocasión en la que pudimos ver a la archicofradía de la Agonía en el Huerto representada corporativamente por su nuevo estandarte, obra de los bordadores jienenses don Javier García y don Martín Suárez. Mi más encarecido reconocimiento a la Hermandad de Capuchinos, pues tanto con su estandarte fundacional como con este nuevo, manifestado a la manera de bandera recogida, siempre tienen por costumbre acudir con él a todos los actos en los que la cofradía ha de quedar representada de manera corporativa.

¡Y, como no!, siempre elegantes aquellas cofradías que acudieron con su representación corporativa formada de manera perfecta, tal y como nos tienen acostumbrados; Señal de conocimiento, comprensión y respeto a los cánones. 


La idiosincrasia particular de nuestra ciudad de Andújar requiere de la revisión de sus protocolos de tanto en cuanto, para dar con ello importancia a situaciones y momentos históricos cuyo discurrir sería importante no perder. 

Este es el caso de nuestra Hermandad Sacramental. Actualmente solo se conserva la radicada en la parroquia de Santa María la Mayor, la cual, se define como heredera directa de la propia de la parroquia de Santiago, fusionada a la primera. Teniendo en consideración que es la única hermandad creada a mayor honor, honra y homenaje de CRISTO contenido en el SANTÍSIMO SACRAMENTO, y a la luz de mis años, vivido lo vivido y leído lo leído, considero que sería interesante que el pleno de la Agrupación de Hermandades y Cofradías del Arciprestazgo de Andújar tuviera en consideración conceder a esta venerable cofradía el puesto de más relevancia entre todas las corporaciones, es decir, cerrando su representación corporativa, no por antigüedad más o menos documentada, sino en atención al motivo de su existencia.

En cuanto se refiere a los grupos parroquiales y a la luz de tantos hechos, considero que sería importante considerarlos en atención a su fecha de fundación y aprobación de estatutos; En el caso de la hermandad de la Divina Pastora, dado que es hermandad decana y considerada con gran respeto y cariño por la comunidad de cofradías Pastoreñas establecidas a lo largo y ancho de nuestro país y del mundo, y porque no debemos de olvidar de los documentos y piezas patrimoniales que nos la sitúan como bien constituida ya en el siglo XIX. ¡Qué menos que conceder esta atención a una cofradía nacida en el convento donde fue redactado el Oficio religioso propio de la Divina Pastora!


Enriquece nuestro legado poder disfrutar de los dos medallones de orfebrería que quedan proclamados en el centro de dos de nuestros estandartes cofrades. Una magnífica huella preservada, de esas de las que os hablo con tanta frecuencia, y que nos permiten no perder las señas compartidas con otros territorios y que llegan a definirnos de una manera concreta y particular.



Revuelo de hábitos trinitarios tras las celosías conventuales, que parecen plegar el tiempo, devolviéndonos a aquel voto solemne que la ciudad elevó a la Santísima Virgen María, Inmaculada Concebida desde su primer instante, hace ya 341 años, en agradecimiento por su protección a través de aquella visión que tuviera la religiosa sor Lucía Yáñez desde aquel mismo espacio.

Y fieles a su vocación de oración, nuestras Madres Trinitarias, que siguen rezando por las almas, que siguen sonriendo a cuantos las ven tras la reja al término de cada Eucaristía y que se siguen desvelando brindando su ayuda a tantos necesitados que tienen tan poco que llevarse a la boca en tantas ocasiones, una ejemplar labor silenciosa, pero que proclama la verdad de su Carisma a manos llenas. ¡Benditas sean nuestras Madres Trinitarias, por sus oraciones y por sus actos de caridad verdadera y cercana!




"Pudo, quiso y lo hizo... Pudo, porque era Dios. Quiso, porque era Hijo. Luego lo hizo, porque era Dios y también Hijo." (Beato Duns Scoto).







Presbítero y diáconos revestidos de celeste y plata, dan presencia al clero diocesano de la ciudad, mientras que el cabildo municipal, bajo mazas y con escolta de gala de su fuerza de orden público, dan cumplimiento al antiguo voto, al ceremonial refrendado por el tiempo, al respeto por una raíz de la que se nace y desde la que se creció hasta el momento presente. Viejos ritos que mantienen un diálogo inteligentemente continuado.





¡Y la música como perfecto elemento aglutinador! La Asociación Cultural y Banda de Música "Maestro Amador", de Andújar, envolvió a María Santísima con galas de gloria a través del repertorio elegido para un día tan señalado y de tan esplendentes significados para la ciudad y la nación. Las interpretaciones que pudimos disfrutar durante su recorrido por la vieja cava andujareña hacían brotar del tímido Sol, destellos de luz y calor que caldeaban el alma y que emocionaban el corazón. 

La marcha "Encarnación coronada", interpretada a las puertas de la Residencia de San José de la Montaña, nos trajeron el rezo, por parte de los integrantes de la Banda, de un dulce "Ave María". que fue acompañado por quienes contemplaban aquel encuentro de la Virgen con nuestros mayores y que, a buen seguro, encontró su eco por las galerías y habitaciones de aquella santa casa.







Con estos primeros 40 años cumplidos por la cofradía de la Santísima Virgen María en su Pura, Limpia e Inmaculada Concepción, Andújar ha ganado una auténtica e irrenunciable cita magna como comienzo de su calendario procesional dentro del Año Litúrgico. Hay que agradecer a estos cofrades su fe inquebrantable, su emocionante pasión, su participación en sus Sabatinas mensuales, en su Novena, Fiesta Principal y Fiesta Solemne de renovación del voto ciudadano, así como el estar involucrados en cuanto de ellos solicita nuestra comunidad Cristiana de Andújar. ¡Un ejemplo claro para muchos!