miércoles, 29 de junio de 2011

CORPUS 2011 - EL CORTEJO I


De nuevo, nos surge el momento de abordar el orden de nuestras cofradías en los cortejos procesionales en los que participan de manera corporativa, como es el caso de esta magna Procesión con el Cuerpo de Cristo por las calles de Andújar.

¿Qué decir para comenzar? En la primera fotografía lo podéis ver. Todavía se ordenan nuestras cofradías sin tener en cuenta que ya existe un Domingo de Ramos en nuestra Semana Santa. Esta es prueba, más que suficiente, de que tal ordenación está totalmente superada.

Tenemos en Andújar a la Cofradía de la Patrona ciudadana, título que Nuestra Señora de la Cabeza comparte con el Patronazgo sobre la Diócesis. Es ésta una hermandad que cuenta con unos Estatutos de 1505, donde se recoge el hecho de que la cofradía cuenta, en ese momento con casi dos siglos de existencia. En estos mismos Estatutos y en libros de inventarios, se nos dice cómo la Hermandad de Ntra. Sra. ha realizado unas Andas para la Procesión del Santísimo, de lo que podemos presuponer el culto sacramental de nuestra ciudad presente ya en aquellas centurias.

Por si fuera poco, nuestra Cofradía de la Santa Vera-Cruz de Andújar se funda en 1427, siendo la más antigua de la Diócesis y una de las decanas de toda Andalucía.

Además, contamos con tres cofradías creadas a lo largo del siglo XVI: Soledad (1554), Nazareno de la Trinidad - Señor de los Señores- (1574-1596?) y Santo Entierro (1580); Dos hermandades son constituidas durante el siglo XVIII: Paciencia (1718) y Angustias (1773); Y cinco serán fundadas a lo largo del siglo XX: Agonía en el Huerto (1908), Esperanza (1946), Estudiantes (1947), Gran Poder (1953) y Buen Remedio (1983); Una última hermandad se constituirá en los primeros años de este siglo, la del Santísimo Cristo Resucitado.

Entre nuestras Glorias, destaca la antigüedad fundacional de nuestra Divina Pastora de Capuchinos, en la actualidad, funcionando como Grupo Parroquial, pero sin perder su huella histórica. Y, junto a ella, los Grupos Parroquiales que sostienen la feligresía de Santiago, como son los del Titular de la Parroquia y el de Nuestra Señora del Carmen.

En este mundo de las hermandades letíficas contamos con la Cofradía de la Inmaculada Concepción, de profunda tradición y más de un cuarto de siglo de feliz existencia, junto a la de nuestro Patrón San Eufrasio, también fundada en ese último cuarto del siglo XX, pero que, como la Hermandad Matriz, comparte el patronazgo de su Titular sobre la Ciudad de Andújar y la Diócesis de Jaén.

Ya insinuamos una posible ordenación, que, como pudísteis ver, se llevó a cabo durante la celebración del Via Crucis de la juventud, con pleno convencimiento y participación de nuestras Cofradías.



Banderas de la Adoración Nocturna que precedieron al tramo de fieles, escrupulosamente ordenados en dos hileras, interpretando himnos en adoración y alabanza del Santísimo Sacramento.

Presidencia de la Cofradía Sacramental, donde podemos ver las Reglas de la Hermandad (las últimas, aprobadas en 1995). Adivinamos el escudo de la hermandad sobre unas pastas realizadas en cuero repujado. ¡Magnífico!

Los acólitos turiferarios de la parroquia de Santa María, con sus sotanas encarnadas y sus roquetes de encaje. Toda una herencia mantenida en el tiempo.

Que orgullo para Don Rafael López, que desde la Gloria contempla a su hijo y a su nieto unidos al frente de la carroza procesional sobre la que bendice nuestras calles Jesús Sacramentado.


La custodia manierista conteniendo el Cuerpo de Cristo pasa junto al balcón decorado con el respiradero del Paso de Nuestro Padre Jesús Nazareno de la Vera-Cruz. Custodia de plata frente a la primera Custodia de Dios: María Inmaculada.


Y otro verdadero orgullo para los cofrades que nos precedieron: mi hermano Luis, junto a su esposa, portando las hachetas que dan escolta a Su Divina Majestad, tal y como hiciera nuestro abuelo materno y maestro en el mundo de las cofradías: Jose González Camello.


No hay comentarios:

Publicar un comentario