viernes, 2 de diciembre de 2016

"ADMIRABLE EN SUS SANTOS"

Es tradición antigua entre las Cofradías (ese valor sublime y baluarte perfecto para sustentar la PIEDAD de los cristianos que forman el cuerpo de la Iglesia) el rendir culto de veneración a las reliquias que nos hablan de aquellos santos que, con su vida, nos mostraron la forma de seguir el mensaje de Cristo con gestos y voluntad, así como de todos aquellos signos que estuvieron en contacto con Jesús, como son las reliquias de la Cruz que lo sustentó sobre el Calvario.
 
Cruz de enagüilla que contiene en su crucero una reliquia de San Diego de Alcalá,
perteneciente a la Cofradía de la Santa Vera-Cruz, de Andújar.
Fotografía: Carlos A. Gálvez Moreno.
 
En nuestra ciudad, son varias las cofradías que manifiestan, durante su Estación de Penitencia, alguna reliquia de santos y beatas vinculados íntimamente a estas corporaciones de Penitencia y Gloria.

Así ocurre con la Cofradía de la Santa Vera-Cruz, que manifiesta durante sus cortejos la reliquia de la Verdera Cruz de Cristo, manifestada por un nazareno en su estauroteca decimonónica, y la la reliquia del primer santo andaluz Franciscano, San Diego de Alcalá, canonizado por Sixto V el 10 de julio de 1588.
 

Sagrado Lignum Crucis, reliquia de la Santa Cruz de Cristo manifestada por un nazareno durante la Estación de penitencia de la Cofradía de la Santa Vera-Cruz, de Andújar.
Fotografía: Carlos A. Gálvez Moreno.
 
Reliquia de San Vicente de Paul, manifestada en el frontal del Paso de
 Nuestro Padre Jesús de la Agonía en el Huerto de los Olivos, de Andújar
Fotografía: Tomada del "Facebook" de la Cofradía de la Agonía en el Huerto.
 
La Cofradía de la Oración en el Huerto, agregada a la parisina Archicofradía de la Agonía de Jesús, manifiesta sobre el Paso de su Sagrado Titular la reliquia de San Vicente de Paul, fundador de la Congregación de la Misión.

Reliquia de Beata Petra de San José, manifestada por un hermano nazareno de la
Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias, de Andújar.
Fotografía: Carlos A. Gálvez Moreno.

Lignum Crucis, reliquia de la Santa Cruz de Cristo, manifestada sobre el Paso de
Nuestra Señora de las Angustias, de Andújar
Fotografía: Carlos A. Gálvez Moreno.
 
La Cofradía de la Santísima Virgen de las Angustias expone durante su cortejo a la veneración de los fieles la reliquia de Beata Petra de San José, fundador de la Congregación de Madres de Desamparados y San José de la Montaña, Instituto religioso que regenta y da alma al convento-residencia de San Juan de Dios y San José de la Montaña.
 
Igualmente, sobre el Paso de su sublime Titular, manifiestan la reliquia de la Santa Cruz venerada en el citado cenobio.
 
Hornacina que contiene las reliquias de la Verdadera Cruz y de Beata Petra de San José
en la iglesia de San Juan de Dios, de Andújar
Fotografía: Manuel Almansa González
 
Reliquias de San Eufrasio y de Santa Potenciana en el frontal del Paso del
Patrón de la ciudad de Andújar y de la Diócesis de Jaén.
Fotografía: Jorgue Rodríguez Toribio.
 
Nuestro Santo Patrón, San Eufrasio, lleva sobre su Paso procesional, al llegar el 15 de mayo, las reliquias que nos recuerdan aquella huella que en las crónicas de Andújar dejaron la memoria de sus santos particulares: San Eufrasio y Santa Potenciana. Los relicarios presentes sobre el Paso de nuestro Santo Obispo recuerdan aquella mano blanca y mano negra veneradas por nuestros ancestros.

Reliquia de San Eufrasio situada en el altar de la parroquia homónima, de Andújar.
Fotografía: Manuel Almansa Duro.
 
Reliquia de Beato Leopoldo de Alpandeire en el retablo de la
Divina Pastora de las Almas, de Andújar.
Fotografía: Medios digitales de la Cofradía.
 
La Divina Pastora de las Almas, fiel siempre a su origen Capuchino, que nunca se perderá, veneraba en la Procesión letífica del Año del Señor de 2015 la relquia de Beato Leopoldo de Alpandeire sobre su Paso.

La reliquia de Beato Leopoldo de Alpandeire en el frontal de Paso
de la Divina Pastora de las Almas, de Andújar
Fotografía: Manuel Almansa González.
 
 
Reliquia de San Francisco de Paula, en el convento de Jesús María
de Religiosas Franciscanas Mínimas, de Andújar.
Fotografía: página web de la Federación de Monjas Franciscanas Mínimas.
 
Nuestra Señora de la Victoria en su Soledad, de Andújar.
Fotografía: Manuel Almansa Duro.

Santísimo Cristo Yacente trasladado al Sepulcro por sus cofrades de Andújar.
Fotografía: Carlos A. Gálvez Moreno.

Yo echo en falta la presencia de alguna reliquia de San Francisco de Paula, fundador de la Orden Franciscana Mínima, en sus ramas masculina y femenina (rama ésta, la femenina, cuyo primer convento en todo el mundo se fundó aquí, en Andújar, en el Año de Gracia de 1495), acompañando los cortejos de las dos cofradías que, en nuestra ciudad, fueran fundadas por el Santo Padre Francisco de Paula. Sin lugar a dudas, es una relación que se ha de recuperar entre esta venerable Comunidad de clausura y las dos Cofradías que beben de su Carisma la huella de su historia.
 
Es algo que, creo, deberían considerar las actuales Juntas de Gobierno, ya que son varias las reliquias de San Francisco de Paula que guarda el convento Franciscano Mínimo andujareño de Jesús María, y bien podrían ser éstas cedidas a las corporaciones penitentes del Santo Sepulcro y de Nuestra Señora de la Victoria en su Soledad para ser manifestadas durante sus discurrir penitencial por las calles andujareñas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario