sábado, 30 de abril de 2011

CAMINO QUE HASTA TU SIERRA NOS LLEVE


Para los que nos quedamos, sabemos que la Salud, la Vida, la Esperanza, la Seguridad de una vida siempre junto a Ella llegarán hasta este pueblo prendidas entre las cintas de nuestras Banderas.

Que las jaras y las encinas centenarias sigan bordando sobre sus damascos la más bella Letanía que soñarse pueda.

Y que la Virgencita que ilumina nuestro Estandarte conceda a nuestra Hermandad una próspera existencia.

Por siempre y para nuestra eterna tutela: ¡VIVA LA VIRGEN DE LA CABEZA!

jueves, 28 de abril de 2011

CRUCES ALZADAS ANDUJAREÑAS V


La última de las cruces alzadas andujareñas de la que hablábamos era la magnífica pieza de plata sobredorada conservada en la parroquia de San Miguel Arcángel y citada por el profesor Domínguez Cubero en su obra.

En la actualidad, la Parroquia del Arcángel Q.S.D. utiliza esta bella Cruz que porta, tras la figura de Cristo Crucificado, un relieve del alado General de Dios que comanda las legiones de ángeles, querubes, serafines y demás infantería cofradiera que guarda las esquinas de nuestro Reino de volutas de madera y grabados argénteos.

Esta es la Cruz a la que me refería cuando invitaba a las Cofradías parroquiales del noble templo gótico para que afrontaran la restauración de su vara... y, como podéis ver, sería interesante igualmente poder hacer algo con los ciriales que la escoltan y rinden tributo de luz.

Son tres Hermandades de Penitencia y una de Gloria las que tienen su sede canónica en la parroquia emplazada en nuestra "Plaza Mayor".

Conocemos el caso de que una de ellas ya ha realizado su propia Cruz alzada. Para el resto, es bien cierto que la Cruz que representa a toda una Parroquia siempre es un signo de especial entidad para situar entre ciriales dentro de un cortejo que se precie.

La hermandad de la Agonía en el Huerto ha sido la primera en formar dentro de su cortejo nazareno con su propia Cruz alzada en uno de los tramos del Paso de Cristo, junto a una Cruz sobredorada, revestida con manguilla negra, que conserva la Parroquia en su Capilla Bautismal, la cual, ya conocemos de esta sección, y que era la encargada de abrir el tramo de Palio de la Cofradía del barrio de Capuchinos.

Dentro, por supuesto de los proyectos de nuestras hermandades, quisiera animar desde aquí a las Cofradías del Gran Poder, de las Angustias y de la Inmaculada Concepción de María para que, en alguna ocasión, pudieran barajar la restauración de esta Cruz, como en su día ya hiciera la Parroquia de Santa María la Mayor con la suya.

miércoles, 27 de abril de 2011

SEDE SAPIENTIAE



Este es uno de los motivos por los que se es cofrade. Este es el horizonte que nos hace seguir, día a día, ilusionados con nuestros sueños de Cofradías.

Por muchos Viernes de Dolores que la devoción de nuestro pueblo haya vivido (día en el que se sigue celebrando tan castiza onomástica, diga lo que diga el calendario), éste de 2011 ha podido contemplar a María Santísima del Mayor Dolor, (bienaventurada Imagen que Manuel Ramos nos legó en el siglo XVIII, contemplando, en precisa representación iconográfica, los Dolores que padeció la Madre de Dios) interpretada por sus vestidores como la proclama la Letanía: celestial Trono de la Sabiduría.

A Eduardo y a Manuel los conozco desde hace poco tiempo, pero siento la impresión de que los llevo viendo "hacer cofradía" toda la vida. Es un privilegio poder gozar de sus creaciones y de sus ambientes catequéticos cuando rinden veneración a la Señora de Santiago, en su actual emplazamiento de la magnífica "Capilla canónica de los Reinoso, que ahora la contiene en nuestra "Catedral chica" de Santa María, remedando a nuestro pregonero de las Pasiones, Maese Ángel Custodio Ruiz.

Al encanto de la preciosa hechura de nuestra Reina y Dueña, coetánea, prácticamente, de Nta. Sra. de las Angustias (tengo que acudir a las publicacíones para concretar con precisión la fecha de finalización de la Imagen por parte del maestro Manuel Ramos), hay que unir el esmerado tratamiento de los detalles que estos dos artistas realizan en todo cuanto rodea a la Virgen sedente de Santiago.

Agradecer siempre a Manuel que no deje un solo encaje en la casa de su madre sin probar sobre la gracil elegancia de Nuestra Reina. Alabar la escenografía que Eduardo y de Manuel crean a la hora de conseguir que su labor de tocado se vea realzada a un sumun exquisito. Felicitar a quienes, con elementos tan sencillos (que rozan en momentos la estética "Kitch" de los años cuarenta, mientras se ciñen a los cánones clásicos que les llegan tan primorosamente de ese entorno rotundo que hace convivir a la Señora con la Imagen que siempre estuvo con Ella, la del Señor de la Columna de Santiago, o junto a la reja renacentista de la Encarnación también traída desde su templo, o a los pies de ese soberbio y preciosista lienzo de la Inmaculada del maestro Giussepe Cessari.

¡Qué bendita locura: entronizar a la Madre del Cielo para que reciba la devoción filial de todo su pueblo!

Muchísimas gracias, Manuel y Eduardo.

Y gracias también a Rafael Blanco, a Óscar Menéndez y a Sagrario "Capilla" por seguir estando siempre junto a ellos, atentos a las necesidades de cuanto rodea la recuperación del culto público hacia la Señora del Mayor Dolor, Reina y Señora de nuestros altozanos palaciegos: eterna Sede de la Divina Ciencia que sigue brindado sus bendiciones a todo nuestro pueblo.

martes, 26 de abril de 2011

JUEVES DE PASIÓN EN ANDÚJAR

A pocas horas de la Parusía, del retorno del Mesías, en la Víspera de una nueva Consagracíón de toda nuestra Cofradía a la Madre de  Dios, los cofrades de la Santa Vera-Cruz alzábamos para nuestra Titular, la Santa Cruz, este Altar como manifestación de su labor salvífica, redentora de las almas.




Partiendo desde el Árbol de la Cruz, coronado por Dios Trinidad y blasonado por la Bandera de la Cofradía (recuperada de la historia de esta Hermandad, como ya reflejaban sus libros de inventarios del siglo XVII) y la Bandera que conmemora la Bula Pontificia de su fundación, el Altar de Insignias de este año 2011 dictaba una clase de historia que comenzaba en las propias armas de la Cofradía, recogidas en su Estandarte corporativo, pasando por el lema del siglo XVIII recogido en el Guión de la Redención, que establecía una conexión en el tiempo con la vieja manguilla dieciochesca de brocado y galonadura que vino a cubrir, sobre vara colegial, a la cruz de ámbar y plata, realizada por el maestro Varela de Córdoba y asentada sobre una macolla realidada por el orfebre Antonio Cuadrado.
La trilogía vendría a completarse en el lienzo de Jesús atado a la Columna que, desde la centuria del setecientos establece entre las gentes de Andújar la veneración de este cruento pasaje de la Pasión de Cristo.

Varas, reglas, roquetes con encajes de primeros del siglo XX, dalmáticas y escoltas de luz rodeaban la mesa de cultos que la actual Junta de Gobierno realizó al principio de su ministerio, sobre la que recibe la oración de sus fieles la dulcísima Imagen del Santísimo Nombre de Jesús.

Qué deciros. ¡Una de las mejores noches cofrades de mi vida! Gracias a todos los veracruceros de Andújar por hacerla posible.

miércoles, 13 de abril de 2011

LINAJE, SANGRE Y CASTA ANDUJAREÑAS III

Rosario Claustral con Ntra. Sra. de la Esperanza, en 2009. Tomado del espacio web de la Cofradía decana de nuestro Jueves Santo.

Este año, los tiempos me tienen preso y estoy viendo que me llega el Viernes de Dolores y no he agradecido a Ángel todas las emociones que propició en nosotros durante el Pregón de nuestra Semana Mayor del pasado sábado.

Llegó el pregonero a la "catedral" andujareña, como él la llamó. No dejó ni una de nuestras Imágenes pasionistas de bulto redondo de las que encontró en su camino sin citar: Crucificado de Mínimas, Cristo de las Batallas, de Santa Marina, Jesús de la Columna y Mayor Dolor, de Santiago, y Cautivo, de los Trinitarios (sólo le faltó hacer mención al Cristo de Burgos, que se reverenciaba en el convento de Capuchinas de la Calancha).

En Santa María, la sombra de la mano del Señor de la Paz bendiciendo a nuestro pueblo, la palaciega elegancia de Jesús de la Paciencia y la juventud encumbrada bajo Palio concepcionista de Rosario, caminaron junto a la Majestad del Señor de la Providencia, rey y Señor de su calle y de su barrio, la fortaleza cabal que las costaleras de Jesús Caído irradian bajo su Paso, aguardando a que el Centurión vaya marcando con su espada el Camino hacia el Calvario.

Y del Hijo,... ¡a nuestra Esperanza! Hermosas plegarias a la Madre de sus sueños y a todo el trabajo que sus hermanos y hermanas de Cofradía rinden a tan egregio sueño recuperado de nuestros mayores. Esta es la casta iliturgitana a la que saludó con sus palabras el pregonero.

¡Qué Pregón más elegante, amigo mío!

De ahí, te fuiste hasta San Juan de Dios, ¡y hasta lel Cristo de la Caridad, desde el Coro alto, soñó con el incienso que anuncia, cada Viernes Santo y al cumplirse las seis de la tarde, el reinado doloroso de Ntra. Sra. de las Angustias.

Caminó Ángel hasta el templo de los Nazarenos y a la magnificencia que nos fue devuelta desde ese otro coro: el de San Miguel Arcángel. Del Señor de los Señores y su esplendor calatravo, al esfuerzo y labor pródiga que en los últimos años ha llevado a cabo para dar forma a su patrimonio la Hermandad del Gran Poder.

Las palabras del pregonero cruzarían la Corredera de Capuchinos hasta la Pastora y su arco. Y el barrio más barrio de la ciudad, se vería así reflejado en la mirada al cielo de uno de los dos Cristos nacidos en nuestro pueblo: el Señor del Agonía en el Huerto, un motivo más que sobrado para que Luis Aldehuela guarde siempre la admiración de los andujareños.

La rigurosa elegancia del negro duelo hecho Palio para Dolores de Capuchinos, dio paso al cierre del Pregón, que vino a recalar en el barrio que más está creciendo de la ciudad (le hace falta a este barrio de San Eufrasio dar a luz a un nuevo distrito ciudadano en su confín oriental. Ahí tiene que surgir una nueva parroquia, y para asumir un futuro muy posible, ¡que tenga una puerta enorme!).

Allí, en el Barrio de nuestro patrón, el Christus Vincit da pleno sentido a la Semana Mayor de los Cristianos, plasmando en la obra de Manuel López Pérez ese catecismo fielmente redactado que tiene su principio en Jesús Resucitado.

Un anhelo de todos nosotros que hemos de alcanzar bien pronto: ¡qué ganas de tener los pregones de nuestra Semana Mayor publicados, para poder seguir disfrutando de sus versos, y que tanto trabajo no caiga en el olvido del tiempo!

martes, 12 de abril de 2011

LINAJE, SANGRE Y CASTA ANDUJAREÑAS II

Fotografía tomada de la página web de la Hermandad del Buen Remedio andujareña


Siguió el pregonero su andar desde San Bartolomé al interior de la muralla,y caminó por esa andalucísima vía Cuna-Sor Isabel.

Ya en la capilla del viejo Colegio, se detuvo a contemplar la belleza de María del Buen Remedio. Tenía, desde luego, buenos precedentes entre su grupo de amigos, que rinden veneración a la Reina que llegó al Convento de la Purísima hacia ya casi 30 años.

Muy atinado estuvo el pregonero en sus símiles y metáforas. Admiro esa capacidad de decir lo que muchos sienten sin incurrir en tópico alguno.

lunes, 11 de abril de 2011

LINAJE, SANGRE Y CASTA ANDUJAREÑAS I

La premisa del buen pregonero, no me cabe la menor duda, es la de llevar en su ser lo que dice. Ángel Custodio Ruiz Morcillo así lo ha demostrado por cuarta vez en nuestro pueblo.

El Pregón para la Semana Santa de Andújar que nos entregó el pasado sábado, día 9 de abril, constató la lógica que debe concitar la obligada relación entre las Cofradías y las autoridades y que no es otra sino estar a lo que estamos: la defensa y puesta en valor de nuestro pueblo. Cultura y fe, en esta Muy Noble y Muy Leal Ciudad, llevan siglos de la mano, por la más pura lógica de nuestra crianza.

Así lo dejó muy claro Maese Ángel con su Saluda inicial a la ciudad, canónico principio de todo Pregón que se precie, que hasta el propio Barbeito así entendió. Ángel nos presentó a una Andújar lozana, joven, en el esplendor de sus años y en la certeza de que los restos de su belleza que aún disfrutamos, sólo ella los ha sabido conservar (porque si tiene que ser con la ayuda de las autoridades, estaría hace años interna en algún centro especializado).

Buen pregonero el que declama cara al tendido, con las manos encadenadas a cada verso y a cada compás de la prosa poetizada. Así lo demostró Ángel acompañando el tempo de sus primeros versos con adecuadísima cadencia, gesticulación contenida y torera y el don natural de una voz calmada, que te va mostrando imágenes con la luz necesaria.

Y tras el Saluda y la mención a ese necesario entendimiento que debe de hacerse real de inmediato entre el Ayuntamiento y el mayor dinamizador cultural de la ciudad, es decir: EL MUNDO COFRADE, Ángel, tal y como nos dijo en la entrevista realizada para el boletín LIGNUM CRUCIS, de la cofradía de la Santa Vera-Cruz (creo que uno de los pocos medios de comunicación, si no el único, que dedicó un tiempo previo al pregonero... ¡así nos movemos en este mundo de nuestra Semana Mayor!) paseó por la ciudad, barrio a barrio, encontrándose con ella y con su realidad más cercana y permanente: SUS COFRADÍAS, las que le dan vida durante todo el año.

Desde la figura de Cristo Yacente y su canon procesional tan propio, pasando por la herencia Madre e Hijo presente entre las Imágenes de la Soledad y de Cristo llevado al Sepulcro, presentándonos la seráfica Letanía maternal dedicada a Nuestra Señora de los Dolores, soñada junto a San Juan el Evangelista bajo su Palio, o la invocación a Dios, como el bendito Nazareno o esa interpretación, en barrio y arcilla, del Cristo de la Expiración, el pregonero siguió su deambular por una, a veces desconocida, Andújar penitente y llena de arte.

miércoles, 6 de abril de 2011

SOBRE AQUEL VIA-CRUCIS DEL SEÑOR DE LA PACIENCIA



No nos detuvimos a comentar el Ejercicio de Via-Crucis con el que daba comienzo esta Cuaresma por parte de la Agrupación de Cofradías y Hermandades de Andújar, y que contó con la presencia de Nuestro Padre Jesús de la Paciencia.

Vemos al Señor sobre la peana realizada por hermanos de la Cofradía de la Santa Vera-Cruz utilizando tallas de los antiguos Pasos de  Hermandad. La parihuela sobre la que se alza es un ofrecimiento del artista Jose Carlos Rubio Valverde a la Hermandad Vera-crucera.

A mi juicio, la sobriedad de estas tallas revistió al Señor de la Paciencia de una presencia ascética muy adecuada al pasaje representado. Me impresionó verlo sobre estas maderas en tonos oscuros, sin los reflejos dorados y oscurecidos que figuran sobre el Paso procesional del Señor.

Lo que más lamento es no haber tenido la cámara conmigo, para así captar el tránsito del Señor bajo las naves de su templo, junto con el cortejo formado por sus cofrades, donde nos encontramos con el estreno de un terno completo de cuatro dalmáticas portando los ciriales que cada año cede a su Cofradía hermana de la Paciencia nuestra Hermandad de Gloria de la Virgen del Carmen de Santiago. Sólo se echó en falta la presencia ante el Señor de un incensario.

Digno de recordar el paso del Señor junto a la reja de San Ildefonso.

Me alegro sobremanera que hayamos conseguido enraizar entre nuestros actos de culto este piadoso ejercicio junto a nuestros Titulares nada más comenzar la Cuaresma andujareña.

martes, 5 de abril de 2011

CRISTO CRUCIFICADO DE CRISTO REY

En la capilla penitencial de la Parroquial de Cristo Rey, nos aguarda este Cristo clavado en la Cruz con trazas de haber sufrido los efectos del fuego.

Sobrecoge esta Expiración, conservada en uno de nuestros templos de más reciente fundación.

CRISTO CRUCIFICADO DE SAN BARTOLOMÉ



Hace pocos días, Jesús Carlos Domínguez, hijo del Profesor Domínguez Cubero, me hablaba de la última publicación de su padre. A raiz de la misma, recordaba esta efigie de Cristo Crucificado que veneramos en la Iglesia de San Bartolomé Apóstol y que la Hermandad de la Vera-Cruz reverencia en solemne Ejercicio de Via Crucis durante su Triduo Cuaresmal.


Aguardo la primera ocasión en la que pueda preguntarle al maestro acerca de esta bellísima obra Cristífera, posiblemente del Dieciocho.

Aquí os dejo con Él mientras tenemos la posibilidad de charlar sobre esta Imagen de Cristo que aún conserva la devoción de sus fieles y la admiración de quienes acuden al Templo de nuestro Arrabal Mayor llamados por su patrimonio artístico.