miércoles, 29 de junio de 2016

MAESE PEDRO PALENCIANO RUIZ - HIJO PREDILECTO DE ANDÚJAR


La piel de mi Andújar es de cerámica y maese Pedro Palenciano Ruiz la ha bordado durante toda su vida con el trazo vivo de su elegancia.


Hijo preclaro de la ciudad, el maestro traza sobre la blanca superficie de la arcilla alisada las mezcolanzas de su tierra, sus sueños y sus esencias. Puebla los hogares con la ajustada medida de la memoria, rectifica la curva acanalando las caídas de esta ciudad y de esta Sierra que tanto le deben.



Trajo luz a nuestros hogares, vistió de color espacios oscuros, dejó huellas de la historia de nuestra cultura en cada rincón que tiene el lujo de servir de soporte a su obra.
  


Hablar con el maestro es hacerle un guiño al Sol, gozar de un privilegio, garantizar una lección aprendida, dedicarle una sonrisa a la vida, caminar por una vereda nueva, personal, ¡única!



Y todo artista necesita ese diapasón perfecto que le marque el compás, la primacía de la medida; para maese Pedro Palenciano ese equilibrio, ese hogar compartido, esa vida elevada al cuadrado se la otorga Manolita Olivares, espíritu andujareño de los que afianzan nuestras raíces, nuestro legado, nuestra forma de ser. ¡una dama andujareña, generadora junto al maestro de una estirpe de categoría!




 




La evolución de la obra del maestro no tiene límite alguno. La maestría y personalidad de su dibujo, una de sus huellas artísticas, se afianza aún en la ausencia del color, el otro gran referente de su obra. 




 

La familia Palenciano Olivares es co-educadora de mi infancia y adolescencia. Junto a ellos he visto expandirse horizontes, realizarse sueños, alimentarse esperanzas y respirar vísperas.

De don Pedro recordaré siempre la sonrisa y el embrujo de cada frase, de cada pensamiento, de cada cabriola nacida de ese personalísimo mundo sin par que puebla su creatividad.




No podía por menos la ciudad de Andújar que reconocer a su hijo Pedro Palenciano Ruiz como Predilecto y Preclaro entre los nacidos sobre esta arcilla de Río y Sierra. No podía por menos la ciudad que honrar a quien ha extendido su fama por todas las esquinas de la Rosa de los Vientos. No podemos dejar de ir realizando reconocimientos a la obra del artista, nacidos del seno de asociaciones y estamentos, pues el catálogo de sus creaciones es tan extenso y variado que ha colmado sobradamente, superándolas por completo, las aspiraciones de quienes hacían su petición al maestro para que éste diera luz a una nueva OBRA DE ARTE.


Hoy, día de San Pedro y San Pablo, todos los andujareños, todos los amantes del Arte reconoceremos la figura, la maestría y la inspiración de un artista único: maese PEDRO PALENCIANO RUIZ, ¡el pintor que atrapó, sobre la cerámica, la raiz del tiempo!

1 comentario:

  1. Un magnífico reportaje y unas cerámicas más que bonitas. Gran homenaje Manuel. Un fuerte abrazo y feliz verano. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar