lunes, 19 de septiembre de 2011

AL LLEGAR LA PLENITUD DE LOS TIEMPOS


A fuerza de tesón, de fe contenida en un canon, de confianza... siguen los pasos precisos los fieles devotos que rinden veneración a Nuestra Señora del Mayor Dolor, de Santiago "El Mayor", que prenden cera andujareña para su Señora y Reina bajo las bóvedas renacentistas de Santa María.



Lo hablaba con Manuel, uno de sus vestidores... ¡cómo nos hemos acostumbrado a ver a la Señora de Santiago coronada como Reina!





Eduardo, uno de los vestidores de Nuestra Señora, da los últimos toques al terno que la Madre de Dios ha de lucir en su capilla de los Reinoso, junto al sepulcro de Don Jerónimo, en la cercanía del escudo familiar.
La morfología de esta Imagen mariana, tallada por Manuel Ramos a mediados del siglo XVIII, muestra unas manos "hieráticas" y complejas para lograr esa sintonía precisa. Dificilísimo es el proceso de cambiar a la Señora su terno, y muy digno de admiración el esfuerzo realizado por estos dos cofrades.


El ritual del encaje, sobre la saya penitencial, deja ver sobre sí un noble broche de azabaches, que rivaliza con la luz de una Cruz de Santiago, traída para la Dama de la Capilla de los Reinoso desde el templo del Santo Apóstol patrón de las Españas.


Igual ocurre con este Rosario. Azabache y plata mantienen un ritual cromático que embellece a Dolores, ceñida por cíngulo áureo, que ronda por catorce veces la elegante cintura de la Madre de Dios.


Así nos la han mostrado sus vestidores en este tiempo de Gloria que da comienzo al año litúrgico y que, esperamos sea un año menos para acercarnos a la erección de una Agrupación Parroquial, destinada a recuperar la historia pasada de la Cofradía del Señor de la Columna y Nuestra Señora de los Dolores, de Santiago.

2 comentarios:

  1. Muy buena entrada amigo Manuel, tanto en lo que a las fotos se refiere como al texto. Es casualidad, pero en Zaragoza, la Cofradía del Señor Atado a la Columna procesiona con Nuestra Señora de la Fraternidad en el Mayor Dolor y reside en la Iglesia de Santiago. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea. http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Pepe, por tu visita. Las viejas cofradías aragonesas y castellanas guardan para sus titulares advocaciones plenas de significados. Me gusta esa advocación de la Virgen que nos habla de Fraternidad en el Mayor Dolor. Resuena en el tiempo y en el presente con total actualidad.
    Hay que decir que la Cofradía del Señor de la Columna andujareña data del siglo XVII, habiendo desaparecido durante la desamortización del XIX. Han pasado más de los cien años de rigor, pero sería un tributo a la fe de nuestro pueblo recuperar una Agrupación parroquial para rendir Culto a sus Titulares mantenidos por el celo de las gentes de Andújar.

    ResponderEliminar